Una plática

Estoy trabajando en  los cuentos de nuevo, me costó trabajo, me tuve que forzar mucho, pero ya estoy  otra vez en el camino. Ideas confusas, sentimientos más confusos y certezas que no quiero aceptar, sueños que no dejo morir. Me he dado cuenta que cuando estoy en ese grado de inestabilidad emocional es cuando salen las mejores ideas, las mejores frases para escribir. Es un poco  raro, pero creo que de manera inconsciente busco entrar en ese estado para sentir que existo, para saber que estoy aquí. Un poco incongruente, no es un sentimiento alegre, feliz – más bien es una especie de soledad, de leve tristeza – pero por alguna extraña razón me gusta sentirme así, disfruto con ello.

Ayer tuve una muy agradable plática con un buen amigo,  de los problemas que tiene la gente que nos rodea, pero el final me dejó un sentimiento medio extraño. Fue sutil, pero lo suficiente para pensar en todo lo que he pasado y de pensamiento en pensamiento, acabé con la pluma en la moleskin, vaciando ideas, vomitando estupideces. Veremos que sale de todo eso, creo que cosas buenas, después de todo el saldo siempre ha sido positivo, aunque hoy no lo vea de esa manera.

Gracias a los que me hacen reflexionar.  Todo esto no existiría si no estuvieran en el camino…

Anuncios

Un comentario en “Una plática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s