Tiempo confuso

 

Somos letras, somos un raro aliento
lejos, lejos de todos
somos poemas que escribe el insomnio
que caminan lejos, lejos de todos.
Sólo dejemos que este frágil viento
se lleve las fracturas
grietas, restos de sequías añejas
donde duermen nuestros trazos sin tinta.
Sólo dejemos que este frágil tiempo
se lleve los rencores
y los ajenos versos fracasados
de aquellos que alguna vez nos sonrieron.
Somos letras, somos raro deseo
cerca, cerca de todo
un poema se escribe en nuestro aliento
ese nuestro cercano, raro aliento.

 

 

Despertar

 

 

 

Comienza otra fría madrugada

palidecen las serenas sombras

una mirada se aleja

es un mar de dudas

olas entre sábanas

un fuerte viento

tempestad de ideas y recuerdos

en el horizonte tu silueta

callada

derrumba los sueños náufragos

se olvidan los recuerdos

amanece

luz que abre la ventana

y resplandece el litoral

casi todo es nada.

 

 

 

Lugares

 

Despierto en lugares con tiempo de odio
lugares siempre ancianos.

Mis calles están sedientas de sangre
donde se olvida que existe el silencio
donde la violencia es infinita hambre
se pierde todo menos el olvido
recuerdos ya marchitos.

Duermo en lugares de tiempo rasgado
que vigilan sus fríos edificios
torres de concreto siempre manchado
donde los viejos rencores no duermen
donde mueren las voces.

Sueño con pasos sin prisa en mi acera
serenidad en cada madrugada
caminar en mañanas sin violencia
caminar y recordar lo escondido
pasos siempre tranquilos.

Y despertar antes que llegue el tiempo
traspasar dormido la vieja noche
tomar lo que se pierde en este estiércol
y respirar en mis viejos recuerdos
respirar aquel beso.

Sueño con lugares sin tiempo de odio
sin violencia en mis días.